Para una correcta visualización de las letras, te recomiendo instalar esta fuente.

lunes, 17 de enero de 2011

Ella no era así

Aquella chica que estaba ahí no era la que amaba. Porque la que él quería sonreía sin parar, reía y nunca se dejaba desanimar.

En cambio, aquella chica lo miraba con tristeza, como si hubiera muerto una parte de ella. No, era imposible que su niña querida, su pequeño ángel estuviera frente a él pidiéndole que se alejara y la dejara de querer.

Ella prácticamente le había devuelto la vida, o mejor dicho  le dio una, porque recordaba los largos viajes con su banda, cantando mentiras que no sentía. En primera fila, recordó que estaba, y cuando se fijo en sus ojos…

Podía ser cursi, pero sintió que fue amor a primera vista ¿cómo no enamorarse de esos ojos y esa sonrisa? Luego del concierto intento buscarla por todos los medios, pero ella era una persona importante y sólo estaba ahí por pedido de alguien más, una semana se quedo en aquel país extraño, una semana que por capricho del destino se chocó con la sonriente chica de primera fila.

Era una gira, aunque quisiera no podía quedarse con ella, por eso fue al aeropuerto esperando volver a verla, quería que ella se despidiera de él porque el día de ayer fue incapaz de buscarla… no estaba.

El tiempo pasó y así como la conoció un día la volvió a ver, pasando frente a una cafetería, sonriente. ¿Qué fue lo que más le impactó? Tal vez fuera el azul de sus ojos o el rojo de sus labios, fuera lo que fuera le invito un chocolate.

Intercambiaron números y quedaron en verse, aunque sentía que pasaría tiempo antes de que eso pasara de nuevo y no se equivoco al ver que cuando la llamó no contesto, sabía que sí iba a verla de nuevo tendría que ser por jugadas del destino.

¿Destino? Para ella no existía en eso, porque esa chiquilla creía en todo menos en que algo manejaba su vida.

Para cuando la volvió a ver había pasado el tiempo, dejado de ser una niña, incluso le pareció que su mirada se apagó, aunque todas sus dudas se disolvieron cuando le miró y sonrió. Aquella vez no estaba dispuesto a dejarla escapar, estaba cansado de esos encuentros esporádicos cada vez mucho tiempo. No la dejo irse, rogó que se quedara con él.

Mucho tardo en darse cuenta que ella era como una flor silvestre, necesitaba la libertad para poder crecer, al comprenderlo no tuvo más opción que dejarla partir, pidiéndole al mundo que la trajera de nuevo alguna vez, junto a él.

El tiempo se detuvo cuando ella regreso, y le pidió devuelta su corazón. Al principio no comprendió, pero de repente recordó que antes de irse le pidió que cuidara de su corazón, bajo el juramento de que si alguna vez se volvían a ver le pertenecería por siempre.

Se negó rotundamente a hacerlo, estaba enamorado y no quería entregarle lo que le pedía.

No iba a devolverle el corazón porque significaba que tendría que dejar de quererla, a pesar que sus ojos estaban apagados, prometió a ella —y al él mismo— devolverles la vida… porque ella no era así, por ningún motivo dejaría que siguiera así.
------------------------------------------
¡Estoy de vuelta! Sí sé que hace mucho tiempo no publicaba ninguna historia corta a pesar de que los capis de La búsqueda han seguido sin falta. Las vacaciones son de lo mejor, pero hacen daño, me vuelven más vaga. Bueno disfruten de esta pequeña historia que tenía hace rato a medias y ahora por fin pude terminar.  Ya casi entró a clases... último año...
 

Template para blogger por May Abiatti para AngelitoAzul