Para una correcta visualización de las letras, te recomiendo instalar esta fuente.

jueves, 27 de mayo de 2010

Te odio

Miré la tumba frente a mí. Inevitablemente algunas lágrimas escaparon de mis ojos, convirtiéndose en un río de plata salada.

Te odié. Porque aún tu muerte me lastima, me hiere. ¿Eres feliz? En vida me hiciste mucho daño y ahora, muerto, sólo me haces más.

Lo que más odio es derramar lágrimas por ti, me jure no hacerlo nunca más, y aquí estoy llorando tu muerte.

Quiero decirte que te odio. Por darme la espalda, por ignorarme, porque aunque lo oculte me duele tu indiferencia, por amar y querer cualquier cosa más que a mí.

Te odio por hacerme daño y dañar todo lo que amo. 

Te odio por dañar a todos los que amas.

Te odio por que antes eras un fantasma en mi vida y ahora no eres más que el fantasma de los recuerdos, de mi tristeza. 

No me culpes por odiarte. Si te odio es por tu culpa, por ser un ser sin corazón que sólo supo hacer daño mientras vivía, por convertirme en lo que soy; alguien con un corazón frio y protector. 

Volviste después de que pasaron años, buscando perdón. Pero olvidaste que todo te lo buscaste, tú mismo hiciste que te odiara, que mi corazón se convirtiera en una caja fuerte que no te deja entrar.

Te odio porque a pesar de odiarte estoy llorando, porque sigue doliéndome el pecho y es por tu culpa que ahora soy yo la que debe cuidar y proteger. Era tu trabajo hacerlo, pero ahora es el mío. Fue mi decisión arreglar el daño que hiciste, un peso que cargo, que orgullo, que me volvió fuerte, acosta de dolor, mentiras, indiferencia y falsedad.

Me convertí en alguien que lastima sin querer, que le duele el dolor de los demás y aún así no confía en nadie. 

Sólo espero que donde estés, seas feliz. Porque a pesar de odiarte sigo llorando tu muerte. 

Alguien toca mi hombro, esa persona llora y sólo logra que te odie más.

¿Ves lo que hiciste? Toda mi vida la pase haciéndola fuerte, protegiéndola del daño que tú mismo hiciste, cuidando para que no sintiera más dolor por tu culpa. Y todo mi esfuerzo es en vano porque ahora que no estás, sólo haces más daño.

¿Cómo puedo odiarte cuando te amo? No sé estoy perdida en un laberinto sin salida mi corazón me dice que no niegue lo que siento, el mismo corazón que tu lastimaste aún te ama. Mi mente me dice que te odie, para no sufrir más.

Me estor contradiciendo. Ya no importa, soy una niña perdida en un bosque sin salida a punto de ser acabada por un lobo -sé que suena a caperucita roja-, mi lobo eres tú, los sentimientos de tristeza que produces en mí. Seré acabada por mi propia tristeza, me ahogare en mis sollozos.

Estoy tan confundida, te he dicho que te odio y aún así no he dejado de llorar. Las lágrimas siguen cayendo, los sollozos ahogándome, mi corazón rasgándose, el fuego del dolor me quema viva.

Te odio y sigo amándote. 

----------------------------------------------------------------------------------------------
Bastante complicada podría decirse que al principio lo desprecia pero la verdad es que ella simplemente no puede odiarlo porque no compite con el cariño que le tuvo. Bueno, estoy loca okis besos que me voy chao!!!
 

Template para blogger por May Abiatti para AngelitoAzul